la Antártica,.. "un paseo por su historia"


El Continente Antártico se encuentra localizado en el extremo sur de nuestro planeta. Sus características geográficas, sus condiciones climáticas y sus aspectos biológicos, le confieren una singularidad que lo transforman en un atractivo de gran valor turístico.

La Antártida ha atraído el interés de los hombres desde su descubrimiento. Los relatos históricos nos demuestran el valor y la osadía de cientos de hombres que atravesaban los embravecidos mares australes para llegar al continente o a las islas próximas a él.
.

La Argentina tiene reclamos de soberanía sobre el Sector Antártico Argentino, área en la que se superponen reclamos territoriales de Chile y Gran Bretaña. Bajo los términos del Tratado Antártico, los reclamos territoriales han quedado congelados, y se proclamaron como metas para la Antártida mantener la paz, desarrollar la ciencia y proteger el medio ambiente.

El primer asentamiento humano permanente en la Antártida fue el construido en la Isla Laurie (Orcadas del Sur). Hoy, bajo los términos que estipula el Tratado, diferentes países tienen bases establecidas en el continente blanco, la mayoría de las cuales se encuentran en la península antártica.
.

Una de las actividades económicas regulada por el Tratado Antártico es el turismo, actividad que ha crecido de manera significativa en los últimos años. Miles de personas visitan el Continente cada verano, y la mayoría de ellos pasan por la ciudad de Ushuaia al iniciar o finalizar su viaje. Por tal motivo y considerando tanto su cercanía al continente como su infraestructura y servicios, Ushuaia se constituye como la Puerta de Entrada a la Antártida.

La Antártida es el cuarto continente más extenso del mundo, aunque como está situado casi en su totalidad dentro del Círculo Polar Antártico no está habitado.
.
Durante el invierno dobla su tamaño por la gran cantidad de hielo marino que se forma en su periferia. Más del 95% de la Antártida está cubierto de hielo, que contiene cerca del 90% de toda el agua dulce del mundo. El punto más elevado del continente es el monte Vinson (5.140 m). Tiene una gran cordillera: los montes Trasantárticos.

La Antártida está formada por un gran inlandsis, y sus características físicas responde a los dominidos mofoclimáticos de la zona fría.

La explotación económica del continente antártico es escasa y se limita a actividades como la pesca y la caza. Existen importantes yacimientos minerales (uranio, oro, carbón, cobre, hidrocarburos) aunque su extracción no resulta muy rentable y, además, hay suscrito un acuerdo internacional de no extracción de minerales de la Antártida durante 50 años (Tratado Antártico, 1959).
.

Las bases de ocupación existentes son:
Base General Belgrano II. Argentina. Ubicación - 77° 52'S, 34° 37'O. Permanente. 1979
Base Vicecomodoro Marambio. Argentina. Ubicación - 64°S, 56°O. Permanente. 1969
Base Mawson. Australia. Ubicación - 67 36 S, 62 53 E. Permanente. 1954
Base Presidente Eduardo Frei. Chile. Ubicación - 62°12’S 58°58’O. Permanente. 1969
Base Gabriel de Castilla. España. Isla Decepción. 1990.
Base Amundsen-Scott. EE.UU.. Ubicación - 90 S (Polo Sur geográfico). Permanente. 1956
Bird Island Field Station. Gran Bretaña. Ubicación - 54°00'S, 30°03'O. Permanente. 1958
Base Juan Carlos I. España. Ubicación - 62°39'S, 60°23'O. Base de verano. 1988
Base Artigas. Uruguay. Ubicación - 62°11'S, 58°51'O. Permanente. 1985

La Antártida es la región más ventosa y fría del planeta. Un continente de roca volcánica cubierto permanentemente por una capa de hielo y nieve de varios kilómetros de espesor que rodea al Polo Sur. Estas inhóspitas condiciones han mantenido al continente intacto a lo largo del tiempo y lo han convertido en un lugar idóneo para comprender las dinámicas del planeta y la influencia de la actividad humana.
.

Con la firma del Tratado Antártico en 1959, se ha convertido en el mayor laboratorio natural de la humanidad, un espacio destinado a la investigación científica y a la cooperación internacional. En la actualidad unos 30 países realizan campañas científicas tanto en el continente como en el océano que lo rodea y disponen de bases permanentes o estacionales. España participa activamente en este proyecto desde 1987.

Aunque parezca mentira, todavía existen lugares de nuestro planeta que jamás han sido pisados por el hombre. Uno de ellos, descubierto por científicos australianos, es el lugar más frío, seco y tranquilo de la Tierra. El emplazamiento, denominado 'Ridge A', está situado a 4.053 metros en la meseta antártica.

Este hallazgo supone para los expertos un gran avance que permitirá a los astrónomos captar imágenes del cielo tres veces más precisas que las que se han capturado hasta el momento.

"Como el cielo allí es más oscuro y seco podrá utilizarse en la zona un telescopio más modesto en tamaño pero que cuente con la misma potencia que los extremadamente grandes", ha explicado el científico y participante del proyecto, el doctor Saunders, en un informe publicado este martes en la 'Astronomical Society' inglesa.

Tras combinar datos procedentes de satélites, estaciones de observación terrestre y modelos climáticos, han descubierto este emplazamiento en la región Antártica que carece de cualquier factor que afecte a la observación astronómica: nubes en el cielo, altas temperaturas, brillos, vapor de agua, vientos y turbulencias atmosféricas.
.

El estudio, además, muestra que la temperatura media a lo largo del año en la zona ronda los 70 grados bajo cero. Asimismo, el agua atmosférica tiene un grosor inferior al del cabello humano.

Los 14 millones de kilómetros cuadrados del continente antártico se encuentran cubiertos casi completamente por un grueso manto de hielo. Esta capa cubre, desde hace 40 ó 45 millones de años, un 98 por ciento del terreno superficial. Quedan sólo libres de hielo unos 260.000 Km2 , lo cual es posible apreciar en sectores de la Península Antártica e islas adyacentes y a lo largo de la costa de otros sectores del continente.

La capa de hielo tiene como promedio un espesor de 1.680 metros, sobrepasando en ciertos lugares los 4.000 metros. Dicha capa , que tiene forma de cúpula, convierte a la Antártica no sólo en el continente tres veces más elevado , sino también en el más frío e inhóspito para el desarrollo de la vida. Esta caparazón de hielo, refleja hacia el espacio un 90% de la radiación solar que recibe, perdiéndola.

El hielo es toda fase sólida del agua, sea ella cristalina o amorfa. En la Antártica, puede ser dulce o salado. Mientras el primero de ellos se forma únicamente en el continente, en el mar es posible encontrar ambos tipos.
.

Llamado también continental, el hielo dulce o terrestre, proviene de la condensación del vapor de agua que se transforma en nieve, la que a su vez adquiere un estado físico intermedio, denominado "firn" o nieve envejecida para covertirse luego en el hielo propiamente tal.

El hielo dulce da origen a los glaciares, al hielo de barreras o plataformas y eventualmente a aquellas masas flotantes tan características, denominadas témpanos (icebergs). El hielo salado, por su parte, al originarse obviamente en el congelamiento del agua de mar, posee propiedades bastante diferentes al hielo dulce. Ello se debe a que las sales son dispuestas regularmente bajo la forma de capas, al interior de los cristales de hielo.

El agua, a diferencia de otros elementos, se dilata al congelarse. El hielo resultante posee un peso específico menor que el agua misma y por lo tanto flota en ella.
Al congelarse el mar, sólo la capa superior de él se expande, ejerciendo una presión tal sobre el líquido que queda debajo, que llega a impedirle el congelamiento total, sea cual sea la temperatura existente.

Este fenómeno es de especial importancia por cuanto permite mantener las condiciones necesarias para que la vida acuática se conserve aún en climas tan hostiles como los polares.
.

Su formación se ha debido a la constante acumulación de nieve al interior del continente, ocurrida hace unos 40 millones de años, la cual -excepto en zonas costeras- ha permanecido siempre a temperaturas bajo cero, sin llegar jamás a derretirse. Sepultada una capa de nieve granular por otras capas sucesivas, se ha necesitado de algunos siglos para que ésta se fuera convirtiendo en hielo pues tal mutación involucra cambios tanto en la estructura del cristal, como en su densificación.

Se ha detectado que la profundidad en la cual la nieve llega a transformarse en hielo no es constante en todo el continente. Esta profundidad va aumentando en relación directa con la distancia que exista desde la costa. Además, mientras más al interior se efectúe el estudio, se concluirá que mayor cantidad de siglos han sido necesarios para que la nieve se transforme en hielo.

El volumen total del hielo existente en la Antártica es superior a los 25 millones de kilómetros cúbicos. Esta cifra representa alrededor de un 90% de todo el hielo existente en nuestro planeta. Dicho de otra forma, he aquí una reserva importantisima, una cantidad de agua potencial equivalente al 72% de la totalidad del agua del planeta Tierra.
.
El peso mismo del hielo provoca su lento deslizamiento hacia la periferia que está a un nivel más bajo. Es decir, fluye hacia las costas adquiriendo, a veces, la forma de glaciares, a una velocidad imperceptible para el ojo humano: entre 100 y 1.000 metros por año.
Una vez que tal masa alcanza el océano, avanza unos cuantos metros, formando una especie de alero de hielo al cual se le denomina "plataforma", "barrera" o "ice-shelf". Estas plataformas, que se distinguen por estar apoyadas en tierra por un lado mientras que por el otro flotan en el agua, circundan prácticamente todo el continente semejando blancos acantilados de una altura media de 50 metros.
.
De superficie plana, sólo un tercio del hielo flotante asoma a la superficie, siendo el área de estas plataformas variable. Una de las mayores corresponde a la gran Barrera de Ross, que suele ser tan extensa como la superficie de Francia en Europa.
.

Los témpanos son trozos de barreras o plataformas que se desprenden de ellas, tanto por el movimiento que ejecuta el hielo hacia la periferia, como por la acción desgastadora del mar en su cara inferior. Sus formas son variadas, siendo los más comunes aquellos témpanos alargados llamados "tabulares", característicos de los mares subpolares. Otros, con formas predominantemente verticales, son denominados "catedrales".

La superficie continental crece en unos 20 millones de Km2, adicionales. Luego, en verano, al fundirse gran parte del hielo queda solamente en 3 millones de Km2


El llamado pack-ice corresponde al hielo marino y resulta del derretimiento de la superficie congelada del océano, el cual presenta un espesor de 2 metros. El movimiento del mar bajo él, la acción de los fuertes vientos, las corrientes marinas y el mismo oleaje, hacen que esta especie de "costra" se resquebraje para convertirse en una gran variedad de trozos que a la vez se van soldando unos a otros con el golpe de las olas. Según estudios, este tipo de hielo fluctúa en tamaño no sólo de una estación a otra, sino también de un año al siguiente.
.
Además, los trozos así formados inician una deriva lenta pero constante. Llevados por las corrientes marinas y empujados por los vientos oceánicos, siguen una trayectoria circular en torno al continente, en el sentido de los punteros del reloj.

En diversas capas estudiadas se han encontrado finos depósitos de polvo, de polen y de cenizas volcánicas. Con respecto a esto último, se ha localizado ceniza que en el año 1803 fue expulsada por el cráter del volcán Krakatoa, ubicado en Indonesia, a miles de kilómetros de la Antártica.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La antartida es lo máximo

maciel dijo...

grandiosa informacion me sirvio para el colegio. muchas gracias